Plaza de los Caños

El abastecimiento a los habitantes del Barrio de La Plaza se llevaba a cabo por conducciones desde la Fuente del Arca que hacía de surtidor, hasta esta fuente. Se data por su tipología en el S. XVIII, al igual que las fuentes principales de esta Ciudad es de la época de Carlos III, se hicieron para mejorar las condiciones sanitarias de la población. El espacio en la que está situada, históricamente es de los principales de la población, rodeada de casas señoriales y del Convento Franciscano.

La Casa de Emilio, antes de Doña Lola Martínez, es una de las casas señoriales de mayor porte. Sobre la Plaza de los Caños, D. Eduardo Soler y Pérez en su libro de viajes Sierra Nevada y la Alpujarra, nos describe, “en una diminuta plaza de la parte baja de la ciudad, animada por fuente de taza y pilón”, también nos hace referencia a la Casa de Manuel Gómez, del S. XVII, es un edificio de dos alturas, con cubierta de teja árabe a tres aguas. Presenta una torre avanzada de tres alturas. Portada adintelada, enmarcada por pilastras y gran balcón sobre la misma, con barandilla de forja. Un segundo balcón, de apreciable interés, aparece soportado por cartelas metálicas en el frente de la torre, encontrándose protegidos con barandillas con cuartillas. Patio interior sobre columnas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies