Desde Navidad, Cherín permanece dormido hasta las fiestas patronales de San Blas, el primer fin de semana de febrero, en las que se bendicen las populares cintas de colores. El 25 de abril se celebra San Marcos, con procesión, reparto de roscos y bendición de la vega; y el 24 de agosto, San Bartolomé, con su tradicional recorrido del rezo del Rosario de la Aurora por todo el pueblo a las 6 de la mañana. Lección viva de antropología, tradición, folklore y belleza, la salida del Rosario en la puerta de la iglesia se hace con la alternancia de cantos de estrofas entre hombres y mujeres.