Información Gastronómica

EL SABOR DE LA COCINA DE UGÍJAR

Procedente de una cultura rural, la gastronomía de Ugíjar es sencilla, natural, tradicional y sabrosa. Basada en productos vegetales procedentes de su rica vega, en las excelentes carnes y embutidos, en el buen aceite de oliva de olor y sabor inigualable, y en nuestros vinos de Denominación. Al conocer la riqueza gastronómica de Ugíjar, descubrimos un pueblo que ha sabido conjugar la cocina morisca y la castellana, lo cual ofrece al visitante una oferta culinaria tradicional y única, platos hechos con pro-ductos de la tierra, que han pasado de generación en generación como parte de nuestra cultura y patrimonio.

PUCHERO DE PENCAS E HINOJOS

Con el aroma de la montaña y el sabor de la cocina de siempre, constituye una de nuestras joyas culinarias, basado en los brotes frescos de hinojo, que recoge-mos en el campo antes de que el calor los endurezca y los agoste; y en las pencas, una especie de cardos muy peculiar de La Alpujarra. Un plato muy aromático, con un dulce sabor anisado, que contrasta con la contundencia del resto de sus ingredientes. Se cuecen en una olla judías secas, alegrada con hueso, pata, oreja, espinazo, rabo y tocino de cerdo. A ella se añaden pencas, previamente frotadas con sal para quitarles el amargor, la patata y los hinojos; y para terminar, la morcilla y el arroz. Al cabo de tres horas estará listo para comer.

ASADURA

Plato muy de la tierra realizado con las entrañas del cerdo: los pulmones, el hígado y el corazón. Guiso propio de los días de matanza, hoy se sigue haciendo sin buscar ningún pretexto. Este plato tiene la particularidad de ser tan rico que aun-que no te guste la asadura, el pan mojado en la salsa de cebolla, pimienta y pimientos secos cocidos, será suficiente para quedar satisfecho. Eso sí, acompaña-do de un buen vino de la tierra.

ARROZ LIBERAL

Arroz caldoso, picante y muy caliente, se le llama liberal porque lo hacían los ca-zadores cuando salían al monte y cada uno según su gusto aportaba los ingredientes que se le ocurría llevar. Lleva almendras fritas, mucha pimienta, la asadura de los animales y ajos fritos y crudos, todo ello triturado y añadido a la carne previamente frita, de caza: conejo, codorniz, tórtola y paloma. Se deja cocer todo con mucho caldo y se le añade un poco de arroz cuando ya está prácticamente terminado.

MOLÍO

Las aceitunas verdes o negras del terre-no, una vez partidas se introducen en agua con sal. Este agua se va cambiando prácticamente a diario hasta que deja de ponerse oscura, momento en que se añade a las aceitunas hinojo, ajos, laurel y cáscara de naranja. La base del molío son aceitunas negras partidas que se condimentan con una salsa elabora-da con pimientos y tomates secos fritos, ajos asados, bacalao menudo, cebolla fina cruda y aceite de oliva.

EMBUTIDOS

Con los productos del cerdo se elaboran todo tipo de embutidos en las empresas cárnicas de Ugíjar, que tienen su origen en la ma-tanza tradicional. La morcilla, la longaniza, el sal-chichón, el chorizo, la butifarra, etc… Todos ellos curados en el frío seco y puro de nuestra tierra.

El JAMÓN es sin duda el producto más internacio-nal y conocido de nuestra comarca. Sus innumera-bles propiedades beneficiosas para la salud, además de su inconfundible sabor, hacen de él una de nues-tras joyas gastronómicas.

Nuestra MIEL. Un placer dulce y saludable garan-tizado por su pureza, sabor y exclusividad, que sigue el proceso de producción artesanal y tradicional.

Nuestros DULCES DE ARCA. Soplillos de al-mendra, calabaza y boniato endulzado, roscos blan-cos y de aceite, garbanzos tostados, yemas, turrón de miel, bizcochos; todos, elaborados de manera artesanal, con recetas de herencia morisca, que va-rias sagas familiares llevan de fiesta en fiesta por los pueblos perdidos de La Alpujarra.

Nuestros VINOS de la tierra Contraviesa – Alpuja-rra y de Denominación de Origen Vino de calidad de Granada, elaborados para acompañar a esta rica gastronomía.

El ACEITE DE OLIVA VIRGEN de la variedad lechín, producidos en almazaras locales, ideal para hacer que la gastronomía alcance todo su sabor.

DULCES DE SEMANA SANTA. Roscos fritos, torrijas, arroz con leche, cañas, pestiños, buñuelos, papajotes, borrachillos, galletas fritas y el inconfun-dible hornazo llenan nuestras mesas en tiempo de pascua con el saber hacer de siempre.

El PAN. Aunque hoy en día el molino artesanal ha desaparecido y con él el oficio de molinero, nuestro pan, gracias a nuestros excelentes profesionales si-gue teniendo el aroma y el sabor inconfundible “de pueblo”, recién hecho y variado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies